Consejos para Mamás Solteras: Cómo Sobrellevar y Prosperar

En su último reporte el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registró que en México viven 4.18 millones de madres solteras, lo que representa el 11% del total de la población de mujeres que son mamás.

Ser mamá soltera implica enfrentar una serie de desafíos únicos. Esto puede incluir la gestión de las responsabilidades financieras y emocionales por cuenta propia, equilibrar el trabajo y la crianza de los hijos, tomar decisiones importantes relacionadas con la educación y el bienestar de los niños, y enfrentarse a los estigmas sociales y los juicios.

Sin embargo, ser mamá soltera también puede ser una experiencia gratificante y llena de amor. Muchas mujeres que crían a sus hijos solas encuentran fuerza y ​​resiliencia en su rol como madres, y establecen vínculos profundos y significativos con sus hijos.

Es por eso que a continuación te presentamos algunos tips que te pueden ayudar:

  1. Establece una rutina, normas y límites

Establecer una rutina consistente y definir normas y límites son acciones fundamentales para la crianza de tu hijo. Seguir una programación regular para actividades como las comidas, el baño, las salidas, el trabajo y el momento de dormir contribuye al bienestar tanto tuyo como del niño. Es esencial comunicar de manera clara y respetuosa las reglas básicas del hogar, como hablar con cortesía, mantenerse alejado de peligros como los fuegos de la cocina, y respetar horarios de descanso, como el de ir a la cama a las 21:00 horas.

Explica a tu hijo por qué estas normas son importantes y luego mantente firme y coherente en su aplicación. A medida que tu hijo demuestre madurez y capacidad para asumir responsabilidades adicionales, puedes reconsiderar ciertos límites, como el tiempo permitido frente a dispositivos electrónicos.

 

¡Busca apoyo!

No dudes en buscar apoyo cuando lo necesites, ya que es fundamental para tu bienestar y el de tu hij@. Si sientes culpa por no querer cargar a familiares con la crianza del bebé o por no querer dejarlo en una guardería, hay otras formas de recibir ayuda. Por ejemplo, puedes pedir a familiares y amigos que te ayuden con las tareas domésticas o la cocina.

De esta manera, podrás dedicar más tiempo de calidad a tu hijo. En el futuro, también puedes coordinarte con otros padres para llevar a los niños al parque o a la escuela. Únete a grupos de apoyo para padres solteros, considera contratar servicios domésticos o busca apoyo en servicios sociales.

Es importante contar con una opción confiable para el cuidado de tus hijos en caso de que lo necesites. Considera la posibilidad de que puedas requerir atención médica, tener que quedarte más tiempo en el trabajo o asistir a eventos laborales. Si como madre soltera no puedes depender de la ayuda de la familia en estas situaciones, busca a alguien en quien puedas confiar para cuidar a tu hijo.

Es posible que tu horario laboral no te permita conciliar fácilmente. En este caso, es necesario encontrar a alguien que pueda cuidar regularmente a tu hijo mientras estás fuera de ca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *